ELLA ES ÚNICA

0
90

Por Diego Molina

El compañero Diego Molina, desde Moreno, nos hizo llegar un escrito que, a continuación, compartimos con todos los lectores y lectoras de Trazo Popular.

Sus palabras nos emocionan y su participación nos entusiasma. ¡Convocamos a todos y todas a participar! (TP)

ELLA ES ÚNICA

Mírala bien, observa sus gestos, podes coincidir o no con su línea política, no tiene matices la odias o la amas, no hay otra. Y cuando pase más el tiempo y la neblina de los multimedios se disipe, te darás cuenta tarde tal vez, como nos pasa siempre a los argentinos, por ser nostálgicos y raros como el tango, y recién podrás hacer tu juicio moral, ético, elitista, ideológico. Pero mírala, observa bien, calza 40 si y pisa fuerte, es bonaerense aunque trajo un viento fresco del sur a nuestra Argentina cuando nadie creía en la política, si mírala bien, es esa senadora hermosa que se enfrentó sola al Menemismo, la esposa de un tal Kirchner, mírala bien, escúchala no necesita de un telepronter ni que le armen un discurso para hablar, habla solita sin un papel, y cuando lo hace deja mudo a propios y extraños. Mírala, mira sus manos bien arregladas, es una dama en todo sentido, es elegante aunque te duela decirlo, ¿es linda? La belleza es interior dicen, si claro es linda muy linda, es la Cenicienta de los pobres y eso en el país oligárquico pesa, y si no mira a Evita ¿te suena? Ella es Cristina y ya no necesita apellidos, entro en la historia grande, Googleala, ella también le gano a ese gigante. Es soberbia y si como todo joven de aquella gloriosa juventud, esos que tomaron el cielo por asalto 49 días en aquella primavera del 73′. Mírala bien, porque no es su ropa ni sus carteras lo que la destacan, es su presencia fuerte, su humildad, su tenacidad para enfrentarse a quien sea, su estilo, abuela, madre, viuda, presidenta y compañera. ¿Se hablará de ella? Si y mucho es una estadista, no es producto de los medios ni un invento del establishment, es Cristina, la odiada por los gorilas, los oligarcas y cuanto mediocre abunda de izquierda a derecha. Mírala bien, te guste o no es única, es quizás el último cuadro integral de nuestro movimiento nacional y popular, ese gigante miope que a veces nos disgusta según con qué pie pise. Mírala fíjate bien, capaz te molesta su forma y claro ella no respeta las formas y menos las caducas, las cerradas, las obtusas, vino a romper los marcos de la vieja política y lo logró, hoy miles de pibes llevan su rostro en banderas. Y no la compares no tiene comparación ni adentro ni afuera, ella es genuina, cuando juega es peligrosa como una dama en el tablero de ajedrez, observala sabe jugar, no da un paso en falso y siempre está dos o tres pasos más que cualquier político propio o extraño. Ella funciona no es funcional ni es de los funcionarios que solo están para la foto y no funcionan, ella les pasa el trapo a más de uno, los apila como el Diego a los ingleses. Mírala bien, escucha sus palabras, analizala, como dijo Fidel «es el punto más alto de la lucha en Latinoamérica» palabra de comandante y vaya que es cierto. Es ella es Cristina no necesita que le den categoría los pusilánimes de turno, los catadores de revoluciones que se juntan en un café, es ella, ella y todos atrás, la que lleva el estandarte, la capitana y la armadora, la cerebral, es mujer, es morocha y para desgracia de muchos y muchas que les cuesta aceptarlo, es Argentina y es Peronista.

Comentá esta nota