AMIA: UNA DEUDA, AÚN PENDIENTE

0
60

La irrupción de un carro- bomba, el 18 de julio de 1994, en la Asociación Mutual Israelita Argentina, marcó una de las jornadas más oscuras de la historia de nuestro país.

El brutal impacto aparejó un saldo de 85 muertes, 300 personas heridas, y una deuda pendiente, que acumula 26 años, con los familiares de las víctimas y el pueblo argentino.

En el contexto de un nuevo aniversario el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, expresó en sus redes:

Desde hace más de dos décadas vivimos en impunidad. El manoseo inmoral que ha sufrido la memoria de las víctimas del atentado y sus familiares, nos indica que queda mucho por hacer. Y que el pedido de VERDAD Y JUSTICIA es un hecho inminente.

Comentá esta nota